8 razones por las que un freelance debería ganar más que un empleado

Saber cuánto cobrarle a un cliente, es uno de los principales problemas por los que atraviesa un freelance principiante. Resulta difícil saber qué cantidad cobrar, sí se va aprendiendo con el tiempo, pero es importante tener una base para que no trabajes de más y ganes de menos.

Uno de los consejos que siempre se da es que necesitas alrededor de un año para poder cubrir los gastos, e inversiones. Se estima el número de horas facturables que se trabaja y entonces se llega a una conclusión de esa  manera.

Bien sabemos que hasta hacer esta estimación es difícil, un año es mucho tiempo y pueden pasar muchísimas cosas en este periodo.

No obstante a esto, es necesario tener claro una cosa: eres un profesional independiente y como tal, debes de cobrar más de lo que hubieras ganado siendo un empleado de una empresa clásica.

Y te preguntarás por qué un freelance debe de cobrar más que un empleado convencional, por las siguientes razones:

Aquí hay algunas razones de por qué…

1. Accesibilidad, contacto a toda hora

Una ventaja inherente a los clientes para contratar un trabajador freelance es la accesibilidad. Si necesitan algo terminado lo antes posible, no se limitan a las habituales ocho horas de trabajo de una empresa.

La mayoría de los freelance están rápidamente accesibles a través de teléfonos celulares personales o de sus correos electrónicos personales.
Aunque el recibir llamadas telefónicas a las 10 pm puede sonar como un poco inconveniente para ti, puedes cobrar al cliente más porque es una comodidad adicional para ellos.

Pero ojo, no permitas que el trabajo ocupe otros momentos de tu vida, delimita horarios, espacios de tiempo y agenda las citas, no se pueden aparecer por arte de magia en tu casa o espacio de trabajo.

2. Pericia

La mayoría de los trabajadores independientes que han tenido éxito no lo han logrado sin trabajar por sí mismos y sin tener un poco de experiencia. Cuando un cliente te contrata como un profesional independiente o consultor, están esperando a alguien que sepa y tenga experiencia haciendo ese trabajo.
Cuando un cliente te busca para trabajar en un proyecto es para que hagas el trabajo por ellos, no puede saber realmente qué esperar. Por todo lo que sabe, la persona responsable de tu cuenta eres sólo tú, y lo que te avala es tu educación universitaria o trabajos anteriores.

Aprende a darle valor a lo que has estudiado, no dejes que otros pisoteen lo que haces porque eres independiente, con más vera deben de ser conscientes de que haces cosas por ti solo que lo harían 4 o 5 en una empresa convencional

3. Política

A menudo, los empleados que trabajan para las empresas tienen que seguir las políticas y directrices de la empresa. Pero, ¿existe realmente una política de una sola talla para todos? No creo que la haya, sobre todo cuando se trata de negocios. Una política de empresa siempre puede ser la manera más eficaz, eficiente, correcta de lograr un objetivo. Es lo que nos lleva a la eficiencia y a la flexibilidad. Crea una para ti, parámetros, reglas, directrices que te ayuden a organizarte y organizar tu trabajo con los clientes.

4. Flexibilidad

Es bastante normal que una empresa funcione como una gran burocracia. Y cuanto mayor sea la empresa, mayor es la burocracia. Los Freelance individuales pueden hacer modificaciones sobre la marcha. Una jerarquía de la empresa no se presta a la flexibilidad.

5. Eficiencia

Cuando eres tu propio jefe, no hay una jerarquía que toma las decisiones. No tienes que pedir a tu jefe cómo abordar un determinado problema. Y tu jefe no tiene que preguntarle a su jefe. Tú eres el que toma las decisiones. Y si bien esto puede ser un poco intimidante al principio, se establece que el trabajo es más eficiente. Los trabajos más eficientes son los que se hacen más rápido. Lo que significa que probablemente le facturarás al cliente menos horas de las que una gran empresa lo haría. Lo que significa que puedes cobrar más por hora!

6. Ingresos compartidos

Si alguna vez has trabajado en una empresa,  haciendo un trabajo para un cliente, entonces sabes que la empresa donde trabajas está haciendo mucho más dinero de lo que te están pagando.
Esto tiene sentido.
La empresa tiene que hacer un montón de dinero contigo, para que puedan cubrir los gastos de operación y aun así obtener una ganancia cuando todo está dicho y hecho.
Pero como trabajador independiente, no tienes que compartir tus ingresos con nadie. Un ingeniero eléctrico independiente podría cobrar más de $ 200/hora y ahorrarle dinero a sus clientes en relación a la contratación de una empresa más grande.

7. Beneficios

Cuando nos enfrentamos a una decisión de dónde trabajar, muchas personas toman beneficios como seguro médico en cuenta. Esto, por supuesto, es muy importante. Las empresas tienen la ventaja sobre los freelance individuales en términos de beneficios económicos, ya que obtienen tarifas grupales.
Eso no significa que, como un profesional independiente, no necesites un seguro médico. Es lógico que si vas a estar pagando más por ti mismo las ventajas las debes cargar al cliente para cubrir tus gastos.

8. Señalización

Hay un montón de juegos psicológicos en juego cuando se trata de dinero. Y dicho esto, por lo que cobrar demasiado poco en realidad puede ser peligroso para tu negocio. El dinero es una señal de valor. Cuando pagas más por un Lamborghini, se espera que va a ser de mejor calidad que un más barato Kia.
El cobrar muy poco puede alertar a un cliente potencial de un par de cosas: la falta de experiencia o falta de confianza e incertidumbre de tu trabajo.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Solicitar Presupuesto

Entradas Recientes